Nosotros, los españoles, tenemos ideas que sólo se nos pueden ocurrir aquí. Y no creáis que es algo reciente, no no no. En el año 1521, un general francés quería llegar a tierras de Castilla atravesando la ciudad de Logroño. ¿Qué pensáis que hicieron los logroñenses para proteger la ciudad?

A. Preparar sus armas y esperarles a la entrada de la ciudad

B. Derribarles a cañonazos desde la lejanía

C. Atemorizar a los invasores extendiendo la leyenda de que en Logroño todos eran sobrehumanos.

Quienes habéis seguido la regla de que la respuesta correcta siempre es la más larga, habéis acertado. Y es que no se les ocurrió otra cosa que pasar meses y meses pasando hambre porque se alimentaron durante todo el asedio únicamente de los peces que pescaban en el Ebro. No hacían esto porque no tuvieran más comida, sino porque todas las demás subsistencias de alimentos que disponían se las daban a un animal bovino que tenían en la ciudad, para engordarlo y engordarlo. Así, cuando el animal ya estuvo lo bastante hermoso, lo mostraron a los invasores para que éstos creyeran la leyenda de que todos en la ciudad tenían un tamaño sobrehumano. Oye, y ganaron. El general André de Foix y sus tropas se atemorizaron y acabaron huyendo. Por eso… y porque llegó el duque de Nájera de Castilla a ayudarles.

El caso es que desde entonces, se conmemora la victoria durante estas fechas cada año. ¿Y eso qué significa…? ¡¡¡Fiesta!!!

Asedio
Luminarias por las calles

 

5000 raciones de fresas y vino gratuitas
Pan, peces y vino

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay música, desfiles, gentío, supersticiones, procesiones… y comida. Gratis. Todos los años se reparten gratis raciones de los alimentos simbólicos de la ciudad “pez, pan y vino” por la Cofradía del Pez. Además, el ayuntamiento repartirá este año (también gratis) 400 kilos de fresas con vino repartidos en más de 5000 raciones totalmente gratuitas que podrás disfrutar.

Podéis encontrar el programa de las fiestas aquí. Os lo dejamos con tiempo suficiente para que no tengáis excusa y empecéis a preparar el viaje. Pero para eso tienes que pasarte al lado oscuro de los viajesteros.

 

Comments are closed.